Como aprovechar tu aguinaldo (infografía)

 

En una gran parte de América Latina del 12 (en ciertos casos 10) al 20 de diciembre se entrega el famoso aguinaldo, un valor que la empresa le entrega al empleado por las arduas labores durante el año.

Aguilucho

Mis mejores deseos de éxito para usted y los suyos.

Infografía gracias a CNN México y El Economista.

 

 

Anuncios

Consumir el camino para tener una deuda “tóxica”

image

Al utilizar el término “deuda tóxica” lo hago para referirme estimado lector a la deuda que se incurre por consumo (netamente no produce nada y solo cubre gastos), ya que esta deuda es dañina para su condición financiera a largo plazo.

Podrá tomar más vacaciones durante su vida si ahorra por adelantado. Si tiene la costumbre de tomar un préstamo y pagar intereses altos para comprar vacaciones, autos, ropa, el simple mal uso de las tarjetas de crédito y otros productos de consumo, gastará más de sus ingresos futuros pagando la deuda y los intereses, lo que en el futuro (a corto o mediano plazo) le dejará menos dinero para alcanzar sus otras metas.

Los intereses relativamente altos que los bancos, casas comerciales y otras entidades prestamistas cobran por una deuda  que se catalogue de consumo (“deuda tóxica”) es una de las razones por las que no podrá ahorrar dinero cuando tenga dicha deuda.

En ningún momento estimado lector estoy diciendo que nunca debe de pedir un préstamo y que todas las deudas son malas. La deuda puede ser buena, como la que se usa para comprar bienes raíces y pequeños negocios, tiene una tasa de menor interés que la “deuda tóxica” y normalmente tienen un retorno (en la venta de un bien mueble o inmueble, o la generación de ganancia del pequeño negocio). Si se manejan bien, estas inversiones también pueden subir de valor. La educación es, comúnmente, una buena inversión a largo plazo, porque aumenta su potencial para ganar dinero y amplia el espectro de desenvolvimiento de una persona.

image

Hay que reconocer la sobrecarga financiera.

Reconocer la sobrecarga en una “deuda tóxica” es sumamente importante, hay que calcular cuánto se debe en relación con el ingreso anual, esa en si es una forma útil de apreciar la carga de una deuda.

Para calcular el rango de peligro de una “deuda tóxica”, divídala entre su ingreso anual. Por ejemplo, supongamos que gana US$15.000 dólares al año. Entre las tarjetas de crédito y el préstamo del auto tiene US$7.5000 dólares de deuda. En este caso, su deuda representa el 50% por ciento de su ingreso anual.

Deuda tóxica / ingreso anual = % de rango de peligro por “deuda tóxica”

El monto financiero saludable de una “deuda tóxica” debería ser cero, obviamente no es tan sencillo mantenerlo bajo y si bien puede representar algún porcentaje real de sus ingresos anuales lo mejor es que no pase del 10%. Cuando el rango de peligro de una deuda mala comienza a pasar del 25%, puede significar un grave problema. Niveles tan altos de interés sobre deudas de consumo en las tarjetas de crédito y en los préstamos automovilísticos o de consumo regular (viajes o tarjetas de crédito) se desarrollan como el cáncer. El crecimiento de la deuda se puede disparar y perder el control a menos que se haga algo radical y eso es cambiando sus patrones de consumo, iniciando el hábito del ahorro y tratando de negociar con las entidades financieras que prestaron el dinero, programas de pago más flexibles y acordes a su ingreso.

A cada quien le gusta proteger su dinero por eso mi estimado lector le insto a que se aleje o trate de mantener al mínimo la famosa “deuda tóxica”.

Mis mejores deseos para usted y los suyos.

Diferenciemos los fines de “prestar”.

Los préstamos aquella figura que para muchos es de terror ya que le recuerda las deudas que al momento tiene con alguna entidad bancaria.

El préstamos tan usado en nuestro medio y con tantas variantes como tarjeta de crédito, crédito personal, préstamo hipotecario, préstamo para desarrollo empresarial, préstamo de capital semilla, préstamo para consolidar de deudas, etc.

El punto es que hay muchas maneras de prestar dinero pero sólo 2 formas de utilizarlo.

La primera es para pagar “gasto” ahí van los préstamos para consolidar deudas (se paga el gasto generado por sus deudas con tarjetas de crédito, préstamos personales, compra de auto, etc.), las líneas de crédito para solventar deudas, créditos hipotecarios, etc.

Y la segunda es para “invertir” que son aquellos préstamos que sirven para impulsar y potenciar a las empresas o pequeños negocios propios. Este tipo de préstamos de la banca son una manera muy buena de apoyarse para sacar adelante la empresa.

Ahora bien, si usted querido lector es del primer grupo que presta para saldar cuentas pendientes por gastos en bienes o servicios que ha recibido le dejo unas cuantas recomendaciones para antes, durante y después usar este servicio financiero.

  • Antes de solicitar un préstamo para consolidar deudas, hipotecario, tarjeta de crédito o línea de crédito, tome en cuenta la tasa de interés efectiva y la tasa de interés real que cada uno de estos productos financieros tienen.

  • Por negociar alguno de estos productos no va a ser mal visto, siempre existe algún tipo de forma de flexibilizar más de algún monto, cargo o tasa, solamente pregunte y poco a poco logrará algo.

  • Si tiene algún producto financiero de este tipo sepa utilizarlo, adminístrelo de la mejor manera posible y haga un presupuesto donde contemple el pago del mismo, sino no sabe hacer un presupuesto busque a alguien que le pueda ayudar.

  • No exagere con este tipo de préstamos con uno basta y sobra para tener “problemas” sea ordenado ya que muchas veces cuando se acumulan demasiadas deudas se cae en un círculo vicioso.

  • Pida estados de cuenta mensuales a la entidad bancaria, ya que muchas veces por errores o desatenciones pueden haber problemas con los saldos o los interese impuestos, siempre este pendiente.

El problema del prestar es el “fin”, la pregunta que debemos hacernos es ¿Hacia donde nos lleva este préstamo? Y ¿Podemos solventarlo de la mejor manera?

Espero que tome actitudes serias en cuanto a sus obligaciones financieras, recuerde que su reputación crediticia es algo de lo que hay que cuidar, espero que estos humildes consejos le hayan ayudado en algo.

Mis mejores deseos de éxito para usted y los suyos.