Embargo

El triste tema del embargo

Posted on

El Embargo judicial es la última carta a jugar por parte de las empresas para recuperar “una cuenta incobrable”, es el último movimiento de una empresa cuando ya han pasado varios procesos y cuando las gestiones del departamento de cobros de la empresa o entidad financiera a la que le debemos se acaban.

El embargo siempre ha sido mal visto y hay 2 corrientes bien marcadas de usuarios que son embargados usualmente.

  1. Embargo por perdida de empleo o incapacidad económica: Cuando una persona pierde su trabajo y tarda muchos meses en conseguir uno nuevo es predecible que sea sujeto de embargo por el simple hecho de que no hay ingresos para la persona (y de haberlos, generalmente son usados en lo realmente necesario) o incapacidad económica en el sentido de que pueda ser que la persona asumió un responsabilidad demasiado grande que no puede ser sostenida por sus ingresos, por tanto se atrasa demasiado en sus pagos o suprime algunos lo que se va creando en un deuda que a la larga se transformara en un embargo.
  2. Embargo por estafa: Este es un riesgo que los empresarios corren al vender a crédito, esto es porque hay personas que buscan de alguna manera o de otra el quedarse con el artículo, el servicio o el dinero y no pagarlo. Es aquel tipo de cliente buscará de una manera u otra desaparecer en el rango de búsqueda de la empresa que le esta cobrando.

Lo más repetitivo dentro de la gestión de cobros de las empresas son los cliente tipo #1, cliente que pueden ser considerados excelentes pero que cuando se enfrentan a un problema económico serio como un accidente de tráfico donde hay que indemnizar victimas o un enfermedad grave en un familiar hacen que económicamente su nivel de responsabilidad baje de una manera rápida.

Ahora bien, aquí les dejo unos consejos para los que se encuentran en el punto de tener pocos ingresos y querer salir de una deuda morosa y una situación de embargo judicial.

  • Reconozca que tiene un deuda: Lo primero que hacen los malos clientes cuando la gestión de cobros se comunica con ellos, es negar la deuda (aunque ellos estén concientes de dicha deuda) o incluso llegar a mentir sobre abonos o pagos que nunca se realizaron, lo que provoca que lo cataloguen como un mal cliente y manche su “record” crediticio.
  • No se esconda: Lo peor que puede hacer luego de que se comuniquen de la empresa para cobrarle, es tratar de esconderse, cambiar su número de teléfono, su dirección o simplemente no contestar, eso hará sonar las alarmas en la empresa e irán tras su búsqueda.
  • Sea franco: La sinceridad vale mucho, exponga su caso, explique con lujo de detalle porque no tiene el disponible suficiente para poder saldar la deuda.
  • Negocie: Ya explicado el asunto trate de negociar en pro del bien y de tratar de ser un buen cliente, ya siendo honestos a las empresas lo único que les importa es el dinero, si un cliente muestra decisión por conservar su bien o servicio la empresa buscara una manera para ayudar aunque sea un poco al cliente.
  • Honre la deuda: Cuando tenga ya la disponibilidad económica recuerde pagar esa deuda prontamente y sin retrasos.
  • Embargo es embargo: Si en el caso tuvieran que embargarle algún artículo sea paciente y comprensivo de que simplemente la empresa esta tratando de recuperar los “costos”.

Si bien no existen formulas mágicas para salir del problema de las deudas, espero que nunca afronte la situación de un embargo.

Como consejo final, si ahora tiene un pequeño excedente (por muy pequeño que sea) en su salario guárdelo mes a mes y verá que en ese tipo de situaciones le ayudará.

Mis deseos de éxito para todos ustedes.

Feliz día