Editorial: Las campañas siguen jugando con el dinero.

El proselitismo político generalmente molestia, ver como se gastan los ingresos del estado provenientes de nuestros impuestos no es algo que agrade al ciudadano común.

En El Salvador estamos en campaña política al momento de hacer este post y me preocupa cierto detalle financiero en cuanto a la misma campaña, y todo radica en el hecho de que ese dinero de la famosa deuda política (que se otorga “x” cantidad de dinero por voto conseguido en las elecciones anteriores) sea usado sencillamente en vallas publicitarias, rótulos, volantes, pintura y anuncios donde los candidatos no hablan de ser la mejor opción para el electorado, sino todo lo contrario lo único a lo que se remiten es a hablar del mal proceder del competidor más cercano.

El problema es que anuncios y gigantovallas publicitarias que hablan en mal de algún gobierno municipal o un funcionario legislativo, las termina pagando el pueblo, las termina sufriendo, asquerosa “pinta y pega” práctica estúpida y arcaica, termina siendo financiada por los contribuyentes.

Pero el problema a mi juicio no radica sólo en como se ocupa la deuda política, sino que no hay propuestas de ahorro en las esferas políticas, muy poco se habla de reducción del presupuesto enla Asamblea Legislativao Casa Presidencial, son nulas las propuestas que vayan encaminadas al ahorro son poco atractivas o no mencionadas por los candidatos, tenemos una “Ley de Medicamentos” que no ha sido aprobada por esta legislatura y es una deuda pendiente.

Nos enfrascamos en tonterías, vemos como gente se pelea por pintar un poste o por colocar un anuncio de cualquier partido y no vemos políticas lógicas en pro del ahorro tanto al estado como a los contribuyentes.

Poco o nada tenemos dentro de propuestas financieras, pero hay que esperar, estar vigilantes y exigir lo necesario.

Mis mejores deseos de éxito para ustedes.

Anuncios

Feliz “Reforma Fiscal” a todos

Navidad es época para dar, compartir y repartir alegrías y buenas noticias. Y como se acerca este tiempo mágico el gobierno de El Salvador decidió compartir una reforma fiscal que golpea  a ciertos espectros del “empresariado salvadoreño” la reforma fiscal eleva y crea tasas de impuesto que pueden llegar a acabar con ciertos pequeños negocios o puede fomentar que muchos proyectos de nuevos negocios no vean la luz.

En esta primera parte esperamos tocar las medidas que nos afectan o favorecen a nosotros los contribuyentes y en unos cuantos días veremos como afecta a las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas.

La reforma se divide de la siguiente manera:

  • Aumento de la base imponible para grabación del Impuesto Sobre la Renta: Actualmente y hasta el 31-12-11 la base para la grabación de ISR. Sube a una base anual de $2,514.29 a $4,064.00, recuerdo esto es anual y luego del descuento de AFP que no es grabado con el ISR. Por eso la tabla cambia de forma drástica en el decreto 350 y deja ciertas cuotas fijas la del primer tramo cambia de $57.14 a $212.12.

Tramo            Desde                        Hasta                         %        Imp. s/e          Cuota fija

1° TRAMO     $         0.01      $ 4,064.00                              EXENTO

2° TRAMO     $  4,064.01      $ 9,142.86                  10%     $ 4,064.00       $ 212.12

3° TRAMO     $  9,142.87      $ 22,857.14                20%     $ 9,142.86       $ 720.00

4° TRAMO     $ 22,857.15     EN ADELANTE         30%     $ 22,857.14     $ 3,462.86

Esta tabla será aplicada a los ingresos generados en 2012 y declarada en el 2013.

  • Aumento de del porcentaje de impuesto para personas naturales: Cuando un contribuyente como tal general ingresos ya sea por una micro, pequeña o mediana empresa su monto a pagar será el 30% sobre su renta neta imponible (es decir, después de las deducciones de costos y gastos). Actualmente el gravamen es del 25% es decir sube un 5% este impuesto. De igual manera que con los asalariados estos comenzaría en enero del 2012 y sería declarado hasta el año 2013.
  • Pago del 5% de ISR a la capitalización de dividendos o distribución de utilidades: Si usted querido lector es parte de una cooperativa de ahorro en la cual las ganancias que genera su ahorro en dicha cooperativa se declaran o generan bajo el nombre de “Dividendos” estos tendrán una retención del 5% sobre dicho ingreso, ejemplo: Si sus dividendos son $100.00, sólo recibirá $95.00 ya que $5.00 sería el ISR a pagar. Actualmente a este año no tienen retención estos “dividendos” y serán retenidos por las ganancias generadas en el siguiente año.

Bajo la lupa: La reforma fiscal es un instrumento tributario para favorecer a sectores económicos bajos cargando un poco más a los sectores de ingresos moderados a altos, el problema radica que el gobierno lo esta vendiendo con una carga exagerada de populismo, ignoro si quieren crear un rédito político, pero lo más sencillo es que los contribuyentes del tramo III y IV de contribuyentes asalariados se vean golpeados en su forma de gastar.

Si bien no podemos decir que la Reforma Fiscal es totalmente buena o es totalmente mala, creo que es una herramienta, que si hubiera sido un poco mejor pensada y debatida fuera con unos cambios un gran paso al pacto fiscal que hoy por hoy se necesita para sacar las cuentas del Estado y no dejar que este barco se hunda.

Mis mejores deseos de éxitos para usted y los suyos.

Ya se viene la época.

El “Black Friday” y el “Cyber Monday” de la cultura americana invaden a Latinoamerica, como poniéndole la cereza al pastel del consumismo de temporada, las vitrinas de los principales malls ya tienen a Santa Claus, renos, duendes, una casita en el polo norte o algo que tenga que ver con la época.

El famoso viernes negro es el punto de arranque para varios comercios, es decir el punto donde generan ganancias multimillonarias en un mes y unos cuantos días, el punto es nosotros como consumidores, tenemos que estar atentos ser pensantes y presupuestar nuestras compras, está época es de reflexión, deberíamos también reflexionar en lo que vamos a gastar sin caer en el estereotipo del típico avaro pero tampoco ser el que regala y despilfarra el dinero por eso le dejo unos cuantos consejos para esta temporada:

ñ      Aproveche días de descuentos, el “Black Friday” si bien es un día mediático y muy bueno para las ofertas luego vienen una serie de descuentos que pueden ser muy buenos para su bolsillo, aprovéchelos, este pendiente de medios de comunicación y redes sociales.

ñ      Compare precios, siempre busque el artículo que desea en varios establecimientos no compre por impulso compre buscando un beneficio mayor, teniendo de3 a4 precios puede hacer una elección más económica.

ñ      No abuse de su tarjeta de crédito, tenga en cuenta que la tarjeta es de Crédito, volvamos a escribirlo C-R-E-D-I-T-O, significa que es un dinero que ni siquiera usted mismo querido lector lo tiene en el momento de la compra, no abuse del dinero plástico y se justifique diciendo que todo el mundo hace lo mismo, sea listo a la hora de comprar.

ñ      Tenga un fondo de emergencia, siempre es muy bueno sobretodo cuando algo se nos escapa del presupuesto.

ñ      Use sus contactos, todos conocemos a alguien que trabaja en “Y o X” almacén y que por se empleado le hacen un precio barato con relación al precio de venta, hay que aprovechar ese contacto, pregunte si se puede abusar de la confianza y la amistad para comprar un par de cosas y así ahorrar dinero.

Bueno se acerca una época de gastos eso es muy cierto, pero recuerdo no es una competencia  de cuanto hay que gastar, esta época es de reflexión, de paz y de alegría, así que para estar alegres le recomiendo que tenga cuidado con lo que gaste de aquí en adelante.

Mis mejores deseos de éxito para usted y los suyos.

En camino a ser la nueva Grecia.

Se lee, se escucha, se comenta y se percibe, se percibe aquellas dudas generalizadas en la población los economistas no dan muchas esperanzas al ver como la economía salvadoreña poco a poco esta decayendo, en si el problema es sencillo, es identificable, es curable… pero a la vez ese es el problema, que no existe gente indicada que desee arreglarlo.

La deuda en El Salvador aumenta, según especialistas hemos comprometido más del 50% del PIB es decir estamos comprometidos más de la mitad de lo que genera el aparato productivo del país, poniéndolo en una perspectiva más clara es como si usted estimado lector ganara $700.00 y al final del mes le devolvieran menos de $350.00 eso de por si es una mala señal, pero ha habido incluso analistas que tildan que vamos rumbo a una crisis parecida a la que vive Grecia actualmente.

Los griegos están viviendo su segunda crisis en el año esta incluye un rescate de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) por un valor que se supone ronda alrededor de $110 mil millones de euros para sacar a este país adelante.

Ahora bien en El Salvador a pesar de todavía ser objeto de financiamiento, nos encontramos con un ritmo demasiado acelerado de endeudamiento, la mayor parte de este es para pagar “gasto público” aunque se le adorne con bellas palabras y diga “Desarrollo y evaluación de proyectos para las grandes mayorías”.

Y es que aquí se encuentra el problema medular, el gobierno esta gastando demasiado los salarios, los viáticos, las dietas, los paquetes de viaje, las indemnizaciones, los bonos, las flotas de automóviles, en fin burocracia, burocracia y más burocracia y el afectado terminara siendo el pueblo, si no se toman medidas en un futuro cercano nos enfrentaremos a una crisis en la cual no tendremos naciones amigas que no puedan ayudar como es el caso de Grecia (que tiene a la UE), ya que nuestro amigo los Estados Unidos están pasando por una crisis económica de proporciones épicas.

Sólo una sugerencia, porque no se recortan los salarios al 50% en la Asamblea Legislativa, Corte de Cuentas y Casa Presidencial, porque no se hace una evaluación técnica de las verdaderas necesidades en las flotillas de vehículos de dichos aparatos del gobierno, busquemos que las licitaciones sean de cosas “NECESARIAS” en cada ministerio o aparato de gobierno, busquemos suprimir plazas que no sean funcionales y busquemos la mejor manera de aplicar bien los famosos “subsidios”, porque no buscamos que hoy más que nunca los partidos políticos no se beneficien ni lucren de la “deuda política”, es tiempo de ideas que sean en pro del salvadoreño común, porque de seguir así pronto estaremos en un estado economicamente inútil e indefenso.

Claro que es sólo mi opinión en un mar de pensamientos, no soy dueño de la verdad absoluta, pero espero por el bien económico del país que sólo sean rumores los que se escuchan y que no nos acerquemos a la bancarrota.

Mis mejores deseos de éxito para usted y los suyos.

Europa, Latinoamerica, Centroamérica y nosotros.

Las diversas economías mundiales están en una etapa de sufrimiento debido a factores totalmente  incontrolables por estas mismas.

El rescate económico que se hizo en Irlanda, la búsqueda de soluciones económicas en España con la presión de los cientos de jóvenes “Indignados”, la difícil situación de Portugal (en sí la península ibérica esta en una debacle tremenda), Grecia vive verdaderos momentos negros de su historia y tiene una crisis social histórica y a esto se le suma el sufrimiento que viven los mercados petroleros por la aún latente amenaza en el Medio Oriente.

Este panorama básicamente deja a países dependientes (tercermundistas) a expensas de lo que puedan hacer otros con mayor poder económico por ellos, Portugal y España (aunque no son países dependientes sus condiciones actuales los obligaron) corrieron ante Alemania, Irlanda probablemente sea rescatada porla Unión Europeay Grecia vive una verdadera crisis social que puede llevar de no llegar a la anarquía, si bien todo esto esta pasando en Europa y no hay un peligro directo para este continente quierase o no en Latinoamerica se vive una crisis económica pasiva por países sumamente dependientes, Centroamérica sobre todo a parte de sus conflictos socio-políticos tenemos también que estar pendiente de que la situación económica general del istmo no es del todo positiva.

El problema general radica en la poca producción (comparada con otros continentes) del área y la sombra latente de que en algún momento las grandes entidades mundiales como el BM o FMI puedan negarse a otorgar créditos a los países del área por el simple hecho de no poder ser solventes, porque a pesar de producir no lo hacemos en la suficiente cantidad, ni tampoco en los momentos que se debería.

Nos acercamos a tiempos difíciles económicamente hablando, la compra indiscriminada de “commodities” probablemente tenga un alza y la especulación en las bolsas haga que suframos más de algún momento oscuro financieramente hablando.

Espero que no lleguemos a los puntos de la península ibérica o la catástrofe en Grecia, espero que políticos, economistas, empresarios, sociedad en general nos pongamos de acuerdo y no lleguemos un día a un banco como lo hicieron hace ya mucho tiempo los argentinos (en su propia crisis financiera) y escuchar: “Lo siento señor(a) el banco no tiene fondos para ningún tipo de transacción”.

Centroamérica es una región pequeña pero que entre las naciones que la componen pueden hacer alianzas y tratados de comercio que terminen beneficiándolos, sólo falta la disposición de los mandatarios, un buen marco legal y gente que sepa usar esas herramientas para el bien común de la región.

Al final sólo en Dios podemos confiar.

Nuestro problema es el consumismo.

Me puse a pensar en nuestra economía social, los salvadoreños tenemos fama de trabajadores o bueno más o menos, pero también nos estamos ganando la fama de consumidores compulsivos.

Al escribir, estoy recordando los momentos consumistas de la semana pasada, son varios este fin de semana la comida rápida supero a la buena “comida casera”, de por sí las promociones de los diversos restaurantes me resultaron atractivas y termine cayendo en la tentación.

Entre a uno de estos famosos restaurantes y me dispuse a hacer la fila, no era tan grande, pero sin duda que eran más de 10 personas las que esperaban, el economista dentro de mi salto a analizar los diferentes compradores que podemos encontrar y me di cuenta de algo, todos en menor o mayor escala compramos tristemente por deseo sin importar cuanto valga.

El encontrar que un menú o combo personal en un restaurante de comida rápida pueda llegar a valer entre $5.00 a $10.00 ya de por si es alarmante, más alarmante es ver a alguien de ingresos mínimos comprando ese tipo de comida y todavía se auto perjudica cuando solicita dicho combo “agrandado”, el famoso “super size” de la cultura americana parece que cada día entra en el día a día de los salvadoreños consumistas.

Y es que el problema del consumismo nace con un deseo irremediable, es una batalla mental donde los deseos se anteponen al sentido común. No puedo entender como personas con un salario mínimo hacen hasta lo imposible por tener un Iphone o un Smartphone de última generación.

El no saber controlarnos es el meollo del asunto, es decir en lugares como Alemania, USA, Brasil, donde las clases medias y trabajadoras se dan sus gustos y pueden hasta darse el lujo de cambiar el automóvil cada año es porque en realidad han hecho lo necesario para adquirirlo, si uno quiere vivir  como la cultura americana en la que se tienen 2 pantallas planas, 2 consolas de videojuegos una computadora de escritorio, una netbook, una tablet y un varios smartphones, servicios de cable, internet, comer en los mejores restaurantes todos los fines de semana y tener hasta 10 tarjetas de crédito, uno tiene que producir bastante, es así de simple.

Y ese es el problema de la economía familiar salvadoreña, nunca se tiene suficiente debido a que se gasta más de lo que puede producirse, es hora que nos sacudamos ese consumismo y empecemos a ahorrar, consumiendo sólo lo necesario, ya que esa es la mejor manera de bajar los precios.

Espero que la sociedad salvadoreña aprenda la lección en algún momento.

Feliz día.