Mi empresa al borde de la quiebra, ¿Qué debo hacer?

image

Momentos difíciles requieren acciones precisas, rápidas, pero sobretodo inteligentes.
A este momento ya pasaron los tiempo de evaluación profunda de los estados financieros, la medición del flujo de caja de la empresa o el ajuste de las pérdidas a través del tiempo de vida de dicha empresa.

Pocos momentos son tan críticos en el ambiente empresarial como el estar cerca de quebrar, se requiere de un plan de acción rápido que desglosaremos en 3 puntos.

1. Completa evaluación financiera del momento que se está viviendo: Es un paso muy sencillo para algunos, complicado para otros, evaluar los ingresos del momento (reales), las cuentas por cobrar ejecutables en el futuro inmediato y los activos que puedan ser realizables (vehículos, mobiliario y equipo) que no estén actualmente en uso, por otro lado observar las deudas (documentos por pagar, proveedores, préstamos, líneas rotativas de crédito, hipotecas, etc.) y los gastos (servicios básicos, planilla, alquileres, etc.)  y tener el panorama financiero básico cuanto es el ingreso realizable y cuanto es egreso realizable. Apoyado en los estados financieros Balance de situación General, Estado de Flujo de Efectivos y Estado de Resultados, la información financiera que obtenga de dicha evaluación será clave y vital para la toma de decisiones empresariales.

image

2. Toma de decisiones: Media vez tengamos un panorama financiero lo que se debe hacer es empezar a pensar, son tiempos de reuniones con gerentes o personal que conoce el funcionamiento completo o funcionamientos específicos de la empresa, de este tipo de reuniones generalmente salen las ideas que pueden sacar a flote las finanzas de la empresa, ideas como renegociación de la deuda a corto plazo (préstamos a corto plazo, líneas de crédito), renegociación en tiempos de pago a nuestros proveedores, reactivación o venta de nuestra base de datos de cuentas incobrables, reducción en gastos del mes que puedan ser superfluos (decoraciones, jardinería, internet en algunos casos, etc.), reducción en gastos básicos, venta de mobiliario y equipo o activos ociosos, obviamente siempre habrán decisiones dirigidas al pago de planilla, bonos, incluso a recorte de personal que deben ser consensuadas y consultadas con los jefaturas directas de dichos trabajadores, pero muchas veces es un respiro económico necesario para poder salir a flote.

3. Ejecución de las decisiones tomadas: Puede parecer tonto y ridículo pero ciertamente los cambios austeros más básicos como son la reducción de gastos de la empresa tienen que venir primero y no los que afecten directamente a la mano de obra (que debe de estar consciente de que los cambios hechos por la dirección general es para lograr rentabilidad y seguir siendo su fuente de trabajo) luego gradualmente es van llevando a cabo los cambios que puedan asegurar que la empresa siga a flote.

Si bien no hay una varita mágica, ni una estrategia que tenga 100% éxito en el rescate una empresa al borde la quiebra, esperamos que estos 3 puntos sean de ayuda.

Mis mejores deseos de éxito para  usted y los suyos.

Anuncios

Hasta donde nos puede ayudarlo un buen asesor financiero.

Un asesor financiero es aquel individuo que nos ayuda al crear una radiografía de nuestras finanzas de las cuales ya sea solos o junto a él partimos a una minuciosa evaluación a nuestra economía y buscamos los pautas para mejorar nuestras debilidades financieras.

La siguiente lista saca a relucir algunas de las cosas importantes con las que un buen asesor financiero puede ayudarlo:

  • Identificar problemas y metas:Existen muchas personas inteligentes tienendificultades para ser realmente objetivas con los problemas financieros. Muchas veces ignoran sus deudas o tienen metas y expectativas poco realistas, dadasu situación financiera, su entorno y su comportamiento. Y varias están tan ocupadascon otros aspectos de sus vidas que nunca se toman el tiempo parapensar en sus metas financieras. Un buen asesor financiero leproporcionará la perspectiva objetiva que necesita.
  • Determinar prioridades:Probablemente esté haciendo varias cosas paramejorar su situación financiera, pero poner en práctica unos cuantoscambios claves tendrá un mayor impacto. Es igualmente importanteidentificar los cambios que se ajustan a su situación en general y que nolo mantendrán despierto por las noches.
  • Localizar estrategias para alcanzar sus metas financieras:Tal vez sumente es un complejo apartado de varios planes, ideas y preocupaciones, encombinación con una u otra telaraña. Un asesor le ayudará aclasificar sus pensamientos y presentará estrategias alternativas paraque las considere mientras trabaja para alcanzar sus metas financieras.
  • Ahorrar tiempo y molestias de investigación: Incluso si usted conocecuáles son las decisiones financieras más importantesde su vida,investigar puede llevarle tiempo y puede llegar a ser frustrante si no sabe en dóndeencontrar buena información y consejo. Un buen asesor busca losproductos y estrategias disponibles que mejor se ajustan a susnecesidades. Existe tanta información que no vale la pena sobrevarios temas financieros que fácilmente puede perderse, desanimarse,desviarse o caer en una trampa. Un buen asesor evita que tomeuna mala decisión con base en información incompleta o deficiente.
  • Proporcionar una voz objetiva en la toma de decisiones: Cuando está tratando de decidir cuándo retirarse, cuántogastar en la compra de una casa, y en dónde invertir su dinero, seencuentra frente a decisiones muy importantes. Dejarse llevar por lasemociones que conllevan estos eventos, puede nublar su perspectiva.Un asesor competente y sensible lo ayudará a salir de la nube y leproporcionará consejos bien fundamentados.
  • A ganar dinero y a darle tranquilidad emocional: El objetivo de laplaneación financiera profesional es ayudarlo a ganar la mayor cantidadde dinero y alcanzar sus mentas financieras y personales. En el proceso,el asesor financiero debe mostrarle cómo mejorar los rendimientos delas inversiones; disminuir sus gastos, impuestos y costos de seguros;aumentar sus ahorros; mejorar su cobertura de seguros contracatástrofes; y lograr independencia financiera. Poner en orden su refugiofinanciero debe darle mayor paz mental.

Obviamente no es necesario que ayude en todos esos aspectos puede ser uno, puede ser varios, incluso la persona que este ayudándole muchas veces no tiene que ser un financiero nato, hay amigos, familiares o compañeros de trabajo que muy fácilmente pueden fungir como sus asesores financieros.

Mis mejores deseos de éxito para usted y los suyos.

Evaluando la viabilidad de nuestra inversión.

Mucho se puede decir acerca de los planes negocios la manera de ejecutarlos y como tratar de que nuestra inversión sea viable, autosostenible y productiva en un futuro.

A la hora de poner en marcha una inversión,  empresa, hay que tener en cuenta que antes de lanzarse a una aventura desconocida debemos ver la viabilidad de esta.

El proyecto debe ser realizado si resulta viable en las siguientes dimensiones:

• Viabilidad Comercial: Evaluar la viabilidad comercial de un proyecto, consiste en analizar el mercado, si existe demanda, si la demanda será sostenida, creciente o decreciente en el tiempo, incluso hay que tener en cuenta si la demanda puede mutar cuando un servicio o bien se puede complementar con otro, si existen competidores y cuál es su estrategia, si existen bienes sustitutos o complementarios y como afectan la demanda de nuestro producto o servicio, que tan sensible es la demanda al precio del producto y a las variables macroeconómicas. De este análisis tan importante debe surgir el monto de ingresos por periodo que originará el proyecto.

• Viabilidad Técnica: Busca determinar si es posible, física o materialmente, “hacer” un proyecto. Consiste en analizar los requerimientos de materiales, maquinarias, insumos, etc.; tanto para “preparar o construir” el proyecto como para la operación del mismo, una vez que se haya puesto en marcha. De este estudio surgirán el presupuesto de inversiones a realizar en cada periodo de la vida útil del proyecto, así como los costos de operación del mismo vinculados con el proceso productivo, compra de insumos, etc.

• Viabilidad Administrativa: Consiste en determinara capacidades gerenciales internas en la empresa para lograr la correcta implementación y eficiente administración del negocio. Por lo mismo se debe evaluar la posibilidad de conseguir el personal con las habilidades y capacidades requeridas en el mercado laboral. Cuando se trata de un proyecto de una empresa nueva, se trata de determinar la estructura que adoptará la organización, sus distintos departamentos y las funciones específicas de sus miembros. De este análisis deberán surgir los costos administrativos del proyecto.

• Viabilidad legal: Se refiere a la necesidad de determinar tanto la inexistencia de trabas legales para la instalación y operación normal del proyecto, como la falta de normas internas de la empresa que pudieran contraponerse a alguno de los aspectos de la puesta en marcha o posterior operación del proyecto.

• Viabilidad financiera: Todos los análisis anteriores, deben de ser traducidos en números y consolidados para obtener un indicador financiero que nos permita tomar la decisión final sobre la realización o no del proyecto.

Como ve la evaluación de la viabilidad de un proyecto es una parte sumamente necesaria y compleja de todo este proceso, espero que estos puntos le ayuden a desarrollar sus evaluaciones en sus proyectos.

Mis mejores deseos de éxito para usted y los suyos.

Mucha reunión, poca solución.

Han notado que cuando los citan a una reunión de “carácter urgente” en la empresa y en la que se tocarán puntos de “vital importancia” por algún problema que ha surgido en la misma, siempre sucede que los puntos centrales no se tocan o si se hacen es de forma muy leve, porque la gente divaga y saca sus problemas o resentimientos contra sus compañeros de trabajo o el poco trabajo en equipo, etc.

Esto es un problema que se repita casi en toda oficina, la resolución de conflictos y diferencias siempre ha sido un tema adverso para el ser humano.

Ahora bien ¿Que podemos hacer?

l        Decidan los temas a tratar: Cuando ya se llevan los puntos a tratar o ya se tiene por lo menos idea de lo que se va a hablar, la gente llega enfocada para tratar del “problema que la empresa tiene” y no de los “problemas que ellos tienen”.

l        Establezcan un método: La empresa ya de por si debe como tratar dichos asuntos de manera efectiva de no ser así, pónganse de acuerdo todos los llamados a reunión en como van a trabajar los puntos del día

l        Resuelvan las cosas una por una: Si tratamos de acaparar todos los temas y queremos resolverlos en el mismo momento generalmente no lo lograremos y habremos perdido nuestro tiempo, el resolver problemas en la oficina es cuestión de ir paso a paso.

l        No se alarguen sean directos: El ser directos y tratar el punto de la manera más rápida y eficiente garantizara evitar aquel sufrimiento insoportable de las reuniones de 2, 3 o hasta 4 horas.

En resumidas cuentas lo que buscamos a la larga es ahorrarnos tiempo y dolores de cabeza, espero que estos pequeños consejos le ayuden a manejar la próxima reunión a su cargo o ayudar en la próxima reunión a la cual lo convoquen.

Mis mejores deseos de éxitos.

Feliz día.