​Ahorro en un fondo universitario, ¿padres previsores o complacientes?

Posted on


El ahorro con una visión especifica es un tema muy recurrente, el hecho del ahorrar con sentido es parte de tener un buen manejo de presupuestos y finanzas personales, sin embargo cuando se habla de crear un fondo universitario los padres tienen que poner a prueba algo más que sus cualidades ahorrativas tienen que pensar muy bien la inversión que están haciendo.
Hoy en día la creación de una cuenta bancaria que sirva de fondo universitario para el(los) hijo(s) es cada vez más común partiendo de la idea que la oferta académica por ser tan variada que la universidad puede ser una rápida experiencia de 4 años a una casi interminable de una década.

Por eso Finanzas Inteligentes le entrega estas 3 ideas de cómo utilizar este fondo:

  • Como un regalo para sus hijos: Hay que aceptarlo la mejor inversión es la educación y no solo la universitaria muchas veces se necesitan estudios técnicos para entrar a desempeñar una carrera estudios en específicos de softwares, maquinaria u otros para el desenvolvimiento pleno de un trabajador. Las empresas prefieren siempre gente formada ahorra tiempo y dinero lo mejor es estar preparado tanto anímica, teórica y económicamente. Ese puede ser un gran regalo cuando nuestros hijos están a punto de terminar el bachillerato (secundaria, básico o cualquier otro sinónimo).
  • Puede utilizarlo como un apoyo: En ocasiones como padres queremos que nuestros hijos también aprendan el valor del dinero y no se hacen fondos universitarios sino más bien cuentas de apoyo y desde pequeño se les enseña que ese dinero tiene un propósito “servirle de colchón” para poder solventar sus estudios o por lo menos poderle ayudar mientras busca un trabajo para que pueda apreciar el sacrifico que sus padres realizaron.
  • Formar un fondo a manera de inversión: Esta es una opción un tanto cruel para muchos, sin embargo aleccionadora, se crea el fondo y se celebra un contrato (nada extremadamente serio solo la palabra de padres y el universitario), el fondo será un préstamo para él(ella, ellos) para que pueda(n) culminar su carrera y cuando se incorpore a la vida laboral este pueda devolver el gasto que se realizó (sin intereses) e incluso puede servir para que los padres del graduado en futuro puedan ayudar a la formación básica de sus nietos o puedan celebrar por todo lo alto la formación de vástago.
  • Si bien es cierto el ahorra es un concepto ya de por sí muy difícil en los esquemas económicos latinoamericanos, instamos a pensar un momento en poder ayudar a su hijo con sus estudios superiores y sobre todo a ser previsor.

Mis mejores deseos de éxito para sus futuros profesionales y seguramente orgullos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s