Evaluando la viabilidad de nuestra inversión.

Mucho se puede decir acerca de los planes negocios la manera de ejecutarlos y como tratar de que nuestra inversión sea viable, autosostenible y productiva en un futuro.

A la hora de poner en marcha una inversión,  empresa, hay que tener en cuenta que antes de lanzarse a una aventura desconocida debemos ver la viabilidad de esta.

El proyecto debe ser realizado si resulta viable en las siguientes dimensiones:

• Viabilidad Comercial: Evaluar la viabilidad comercial de un proyecto, consiste en analizar el mercado, si existe demanda, si la demanda será sostenida, creciente o decreciente en el tiempo, incluso hay que tener en cuenta si la demanda puede mutar cuando un servicio o bien se puede complementar con otro, si existen competidores y cuál es su estrategia, si existen bienes sustitutos o complementarios y como afectan la demanda de nuestro producto o servicio, que tan sensible es la demanda al precio del producto y a las variables macroeconómicas. De este análisis tan importante debe surgir el monto de ingresos por periodo que originará el proyecto.

• Viabilidad Técnica: Busca determinar si es posible, física o materialmente, “hacer” un proyecto. Consiste en analizar los requerimientos de materiales, maquinarias, insumos, etc.; tanto para “preparar o construir” el proyecto como para la operación del mismo, una vez que se haya puesto en marcha. De este estudio surgirán el presupuesto de inversiones a realizar en cada periodo de la vida útil del proyecto, así como los costos de operación del mismo vinculados con el proceso productivo, compra de insumos, etc.

• Viabilidad Administrativa: Consiste en determinara capacidades gerenciales internas en la empresa para lograr la correcta implementación y eficiente administración del negocio. Por lo mismo se debe evaluar la posibilidad de conseguir el personal con las habilidades y capacidades requeridas en el mercado laboral. Cuando se trata de un proyecto de una empresa nueva, se trata de determinar la estructura que adoptará la organización, sus distintos departamentos y las funciones específicas de sus miembros. De este análisis deberán surgir los costos administrativos del proyecto.

• Viabilidad legal: Se refiere a la necesidad de determinar tanto la inexistencia de trabas legales para la instalación y operación normal del proyecto, como la falta de normas internas de la empresa que pudieran contraponerse a alguno de los aspectos de la puesta en marcha o posterior operación del proyecto.

• Viabilidad financiera: Todos los análisis anteriores, deben de ser traducidos en números y consolidados para obtener un indicador financiero que nos permita tomar la decisión final sobre la realización o no del proyecto.

Como ve la evaluación de la viabilidad de un proyecto es una parte sumamente necesaria y compleja de todo este proceso, espero que estos puntos le ayuden a desarrollar sus evaluaciones en sus proyectos.

Mis mejores deseos de éxito para usted y los suyos.

Anuncios

3 comentarios en “Evaluando la viabilidad de nuestra inversión.

  1. Excelente nota Eduardo, logras poner en pocas palabras, pero claras y precisas, conceptos fundamentales para entender esto de la viabilidad de una inversión. Gracias por tan interesante información. Seguiré conociendo tu blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s