Nuestro problema es el consumismo.

Me puse a pensar en nuestra economía social, los salvadoreños tenemos fama de trabajadores o bueno más o menos, pero también nos estamos ganando la fama de consumidores compulsivos.

Al escribir, estoy recordando los momentos consumistas de la semana pasada, son varios este fin de semana la comida rápida supero a la buena “comida casera”, de por sí las promociones de los diversos restaurantes me resultaron atractivas y termine cayendo en la tentación.

Entre a uno de estos famosos restaurantes y me dispuse a hacer la fila, no era tan grande, pero sin duda que eran más de 10 personas las que esperaban, el economista dentro de mi salto a analizar los diferentes compradores que podemos encontrar y me di cuenta de algo, todos en menor o mayor escala compramos tristemente por deseo sin importar cuanto valga.

El encontrar que un menú o combo personal en un restaurante de comida rápida pueda llegar a valer entre $5.00 a $10.00 ya de por si es alarmante, más alarmante es ver a alguien de ingresos mínimos comprando ese tipo de comida y todavía se auto perjudica cuando solicita dicho combo “agrandado”, el famoso “super size” de la cultura americana parece que cada día entra en el día a día de los salvadoreños consumistas.

Y es que el problema del consumismo nace con un deseo irremediable, es una batalla mental donde los deseos se anteponen al sentido común. No puedo entender como personas con un salario mínimo hacen hasta lo imposible por tener un Iphone o un Smartphone de última generación.

El no saber controlarnos es el meollo del asunto, es decir en lugares como Alemania, USA, Brasil, donde las clases medias y trabajadoras se dan sus gustos y pueden hasta darse el lujo de cambiar el automóvil cada año es porque en realidad han hecho lo necesario para adquirirlo, si uno quiere vivir  como la cultura americana en la que se tienen 2 pantallas planas, 2 consolas de videojuegos una computadora de escritorio, una netbook, una tablet y un varios smartphones, servicios de cable, internet, comer en los mejores restaurantes todos los fines de semana y tener hasta 10 tarjetas de crédito, uno tiene que producir bastante, es así de simple.

Y ese es el problema de la economía familiar salvadoreña, nunca se tiene suficiente debido a que se gasta más de lo que puede producirse, es hora que nos sacudamos ese consumismo y empecemos a ahorrar, consumiendo sólo lo necesario, ya que esa es la mejor manera de bajar los precios.

Espero que la sociedad salvadoreña aprenda la lección en algún momento.

Feliz día.

 

Anuncios

Un comentario en “Nuestro problema es el consumismo.

  1. This page was really helpful. I actually really enjoyed reading it.
    I desire to have to see play a few more games than I usually might and is not the best thing I ever done but
    irrespective thanks!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s